espigas amenaza perros

3 claves sobre el peligro de las espigas para tu bulldog francés

En Cuidados por Esther ÁlvaroComentar

Llega la época en la que las espigas se convierten en un peligro para nuestros bulldog francés y para cualquier perro, con la llegada del verano y el fin de la primavera, donde todo lo verde se empieza a secar. Es una de los problemas por los que más gente acude al veterinario con sus perros en verano.

espigas amenaza perros

Cuando están verdes también pueden ser peligrosas, pero secas lo son mucho más ya que se desprenden fácilmente además de tener una forma puntiaguda se enganchan a cualquier ser vivo que pase a su lado. No sólo se adhieren en el pelo del perro sino que se clavan y penetran es su piel produciendo heridas graves en muchos casos. Por lo que evita llevar a tu frenchie a parques o zonas de campo donde haya muchas espigas en esta época del año.

Las espigas tienen forma de flecha, y ésto hace que avancen y nunca retrocedan. Pueden llegar a recorrer incluso varios centímetros.

A los perros con pelo largo es más fácil que se les enganche, pero esto no quiere decir que no le pueda ocurrir a tu bulldog francés, ya que por el tamaño que tienen caminan y corren a la altura de la maleza y en este caso de las espigas. También te puede interesar:

Las espigas

espigas amenaza perros

Las espigas son inflorescencias formada por conjuntos de flores insertadas directamente a lo largo de un tallo común, son pequeñas plantas con forma de lanza alargada hacia arriba. En primavera pintan los campos de verde, pero con la llegada del verano se secan y se deján llevar con cualquier cuerpo que las roce facilmente. Para cualquier animal son peligrosas, pero para nuestras mascotas lo son mucho más, por todo lo que veremos a continuación.

Zonas más vulnerables

Existen ciertas zonas más vulnerables que otras y en las que las consecuencias de que se les clave o se les introduzca son diferentes. En todos los casos si se le clavase una espiga y no puedes retirársela fácilmente, debes acudir a tu veterinario con urgencia para que le eche un vistazo y si es preciso le saque la espiga. espigas amenaza perros Las espigas no son urticantes, es decir, no le pican a tu bulldog francés como hemos visto con el tema de la oruga procesionaria. Pero si se le introduce en alguna zona, se le irritará y le molestará por lo que el mismo al rascarse se producirá heridas que además pueden acabar en infección.

#1 El oído

Suele ser el sitio preferido para engancharse y poco a poco introducirse creándole una otitis, es decir, una infección grave y molesta en el conducto auditivo producida por ese cuerpo extraño que probablemente supure un líquido con olor desagradable. Es recomendable que revises sus oídos después del paseo, no sólo el día que lo bañas.

#2 La nariz

Como les encanta olisquear todo a su paso, la nariz es otra de las zonas vulnerables. Se le puede meter una espiga dentro, provocándole un estornudo incontrolable. Si con suerte no se le ha metido mucho y la expulsa o se la puedes retirar suavemente y con cuidado no habrá problema. Si se le mete profundamente, o dudas de si la ha expulsado, tendrás que llevarle urgentemente al veterinario, ya que sus problemas de respiración pueden agravar la situación.

#3 Los ojos

También si se acercan a las espigas a olerlas, con mala suerte se le puede clavar en un ojo. Ya sabes que los frenchies no tienen los ojos para andar jugando con fuego. A la mínima que veas que lo tiene irritado o que parece que se le ha metido algo, llévalo al veterinario.

#4 La boca

Se puede tragar fácilmente una espiga o clavarse en la zona de la boca y pliegues de la cara. Se le puede clavar en una encia sin darnos cuenta, y crearle una infección. Tragársela podría provocar un ahogamiento en situaciones en la que se le clava en la garganta o el esófago del agobio. Y en la cara hacerle una herida, con tan mala suerte que se la rascará y probablemente haga la herida más profunda.

#5 Las almohadillas y los dedos

Estas dos zonas también están muy expuestas a que se les clave una espiga, haciéndoles una herida, y en muchos caso una molestia enorme ya que es la zona sobre la que pisan por lo que es fácil que si se clava se le meta aún más profundamente. Es muy doloroso y son heridas que además pueden infectarse muy rápidamente. Incluso aunque menos frecuente, existen casos donde las espigas se les han clavado en la vulva, en el prepucio o en el ano del perro, siendo también muy doloroso.

Síntomas

espigas amenaza perrosEs importante, como hemos destacado, que en estos meses estés pendiente de las espigas y observes bien a tu bulldog francés.

#1 No para de lamerse las patas

Puede que se le haya clavado entre los dedos e intente quitársela, o aliviar el dolor de una herida. Revísale muy bien, si la ves quítasela. En muchas ocasiones se le puede introducir muy dentro y sólo el veterinario podrá sacársela con el material adecuado.

#2 No para de mover la cabeza de un lado a otro

Si se le ha metido una espiga en el oído, como cuando se les introduce agua, moverá la cabeza de un lado para otro porque está muy molesto. Además se rascará constantemente la oreja ya que hay algo que nota dentro. Probablemente aunque observes no la verás, asique tendrás que ir al veterinario a que le observe adecuadamente y si la tiene la retire.

#3 Estornuda sin parar y arruga la nariz

Como cuando a nosotros algo nos produce alergia y estornudamos sin parar, si tu bulldog francés comienza a estornudar sin razón aparente arrugando la nariz, y frotando su morro contra las patas, puede que tenga una espiga en la nariz. Estornudando intenta expulsar la espiga, pero por si las moscas llévalo al veterinario si no se le pasa ya que tampoco es fácil verlo a primera vista. Más vale prevenir que curar.

#4 Tiene el ojo rojo e irritado

Si tiene el ojo inflamado, colorado e irritado puede que se le haya metido una espiga. Como sabes los ojos de los bulldog son muy frágiles, se le puede producir una úlcera en la córnea. Puede que ni siquiera veas la espiga por estar escondida detrás del párpado. Si observas esto llévalo inmediatamente al veterinario. También te puede interesar:

Si tu bulldog francés sufre cualquiera de estos síntomas o crees que se le puede haber clavado una espiga, acude al veterinario lo antes posible. Si ves la espiga pero no parece fácil sacarla, es mejor que no lo intentes ya que la podrías meter aún más.

La única forma de evitarlo es no salir de paseo por el campo o parques donde haya espigas durante el final de la primavera y comienzo del verano

Como ves, aunque parecen plantas inocentes, son un peligro para tu bulldog francés. Si has tenido una mala experiencia con una espiga, cuéntanoslo para que podamos compartirlo con todos nuestros seguidores. Si te ha resultado interesante el contenido no dudes en comentarlo y compartirlo.

Más información sobre el Autor
Esther Álvaro

Esther Álvaro

Twitter Google+

Enamorada de los bulldog francés, los cuales alegran cada uno de mis días. Trabajo en Marketing y Comunicación para una gran empresa. Me considero creativa, metódica, extrovertida y enamorada de la vida.

¡Es tu turno! Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *