Un original monedero para llevar las monedas, las llaves o un pintalabios, con la cara de un gracioso bulldog francés negro y blanco. Aterciopelado por detrás. Cómodo y sencillo para llevar lo que quieras dentro.