enfermedades bulldog frances sindrome braquiocefalico

Síndrome braquiocefálico en un bulldog francés

Afecta a razas braquiocefálicas, como el Bulldog Ingles, Bulldog Francés, Boxer, Boston Terrier, Pug, Pekinés y el Shih Tzu) y otros perros y gatos de nariz chata, incluyendo perros como el Cocker Spaniel y el Shar-Pei y gatos como el Persa y del Himalaya. Los cambios anatómicos en los cráneos de estos animales distorsionan la nasofaringe. Los tres mayores componentes del síndrome incluyen narices estenóticas, prolongación del paladar blando y eversión de los sáculos laríngeos. La hipoplasia de la laringe y de la tráquea están a veces presentes de forma conjunta.

La peculiar anatomía del perro braquiocefálico, con cara chata y pliegues, impide el flujo normal de aire a través de su hocico y laringe. Los huesos de la cara de estas razas están muy comprimidos. La estructura ósea del hocico también se acorta y se estrecha. Por estos motivos el aire cuenta con menos espacio para acceder a los pulmones del perro.

enfermedades bulldog frances sindrome braquiocefalico

Su tráquea es más estrecha de lo habitual y también empeora su respiración. Todos estos rasgos pueden provocar en el animal dificultades respiratorias. También lo hacen más vulnerable a determinados imprevistos, como el golpe de calor. Dificulta su vida cotidiana ya que se fatigan mucho más rápido que otras razas.

Síntomas del síndrome braquiocefálico

  • Dificultad respiratoria
  • Respiración ruidosa
  • Reducción de la tolerancia al ejercicio o al estrés y ronquidos.
  • Reflujo
  • Tos
  • Estornudos
  • Cianosis (se ponen de color azul)
  • Colapso
  • Inquietud

Anomalías

  • Estenosis de narinas: es un severo estrechamiento de los orificios nasales.
  • Paladar blando elongado: el paladar blando se extiende hacia la parte posterior de la garganta y pueden bloquear parcialmente las vías respiratorias.
  • Eversión de los sáculos laríngeos: los sáculos laríngeos son 2 pequeños sacos ubicados hacia fuera de la laringe (caja de voz). Con el aumento del esfuerzo respiratorio, debido a las narinas estenóticas y al paladar blando alargado, estos sáculos que normalmente cuelgan hacia fuera, son arrastrados hacia las vías respiratorias lo que restringe aún más el flujo de aire. Esto se denomina colapso laríngeo.
  • Reducción del diámetro de la tráquea: la tráquea (tubo de viento) tiene un diámetro reducido en relación a otras razas. Una o más de estas anomalías hace difícil respirar debido al aumento de la resistencia en las vías respiratorias y el mayor esfuerzo que necesita para inhala.

enfermedades bulldog frances sindrome braquiocefalico

Si tenemos varios síntomas de los mencionados anteriormente lo más aconsejable es acudir al veterinario y que sea el quién evalué y diagnostique, y cuál es el procedimiento que hay que seguir, en muchas ocasiones la intervención quirúrgica.

Síndrome braquiocefálico, qué es y cómo solucionarlo

En esta ocasión vamos a aprender qué es y cómo solucionar el síndrome braquiocefálico, un problema que afecta frecuentemente a nuestros perros de morro chato y muy especialmente al bulldog francés, razón por la cual todos los propietarios deben conocer el síndrome y actuar de forma correcta para evitar problemas mayores.

Síndrome braquiocefálico, qué es y cómo solucionarlo

Cómo solucionar el problema del síndrome braquiocefálico

En primer lugar, si nuestro perro padece el síndrome braquiocefálico es esencial que tengamos en cuenta que presenta problemas respiratorios, por lo que deberemos adoptar medidas lógicas como el hecho de evitar pasear bajo el sol, evitaremos salir a la calle durante el verano en las horas centrales del día, no lo forzaremos a practicar ejercicio físico y sobre todo controlaremos el estrés.

Dicho esto es esencial que contactemos con nuestro veterinario, y es que lo mejor que podemos hacer es proceder a solucionar el problema ya que de lo contrario no sólo estamos disminuyendo la esperanza de vida de nuestra mascota, sino que a la vez empeoramos su calidad de vida considerablemente.

Actualmente existen diversos sistemas para solucionar el síndrome braquiocefálico, y uno de ellos es operar al animal cuando alcanza los dos años de edad. Se trata de un sistema preventivo a la par que definitivo, es decir, ya no nos vamos a encontrar con el problema del síndrome braquiocefálico en adelante.

Esta operación es una cirugía a través de la cual se corrige la elongación del paladar blando así como el estrechamiento nasal. Sin embargo, en algunas ocasiones también se actúa ante la eversión de los sáculos laríngeos.

Cabe destacar que actualmente se realiza la cirugía mediante la utilización de láser, lo que significa que la intervención se reduce a apenas un cuarto de hora, la recuperación no precisa hospitalización, en apenas unas horas ya estará completamente recuperado, evitaremos los puntos, no tendremos problemas de sangrado y por supuesto también evitaremos inflamaciones.

En esencia es importante que tengamos en cuenta que esos ronquidos que se produce en se deben al síndrome braquiocefálico, y en cualquier caso siempre es mejor actuar a los dos años de edad del animal para prevenir los problemas graves, pero si no lo hemos hecho siempre contactaremos con nuestro médico para poner solución al problema lo antes posible, y es que no debemos olvidar que la vida de nuestro bulldog francés no tiene precio.